“Sólo vamos a tener un chapuzón profundo en la laguna” fue la frase que me llevó a visitar la Laguna el Dudú. Lo que sonaba como la manera perfecta de enfriarnos de la temperatura tropical de todo el año en la República Dominicana, se convirtió en un gran desafío para mí. Antes de disfrutar de las aguas refrescantes, un salto de 10 metros al acantilado me estaba esperando…

La Laguna el Dudú es una emocionante y muy poco conocida atracción del nordeste de la República Dominicana. Se necesita un poco de valor antes de aventurarnos a nadar en sus aguas refrescantes.
Alguien –que como yo- nunca se había lanzado de una altura de 10 metros, necesita un profundo respiro con el fin de centrarse, vencer el miedo natural y poder lograr el temido pero emocionante salto, el cual, terminó con un gran salto de agua y un fuerte grito en el aire de cinco segundos. Para aquellos que necesitan un incentivo especial, puede usar una cuerda tipo zipline que está puesta por arriba del agua. Solo tiene que agarrar el mango y dejarse caer en el momento adecuado sobre el agua.

La laguna también puede ser visitada por aquellos, que más que la adrenalina, también les interesa un lugar tranquilo. El lugar cuenta con escaleras que le permite bajar directamente al agua. También es emocionante ver a las otras personas saltando y gritando de emoción. Si usted lo visita durante los fines de semanas se va a encontrar con muchos dominicanos que le harán reír bastante y que harán de su estadía un tiempo ameno lleno de vitalidad caribeña.

La visita a la laguna puede ser combinada con otras dos actividades cortas. La primera es un pequeño sistema de cuevas existentes que pueden ser exploradas individualmente donde podrán observar grandes formaciones de estalagmitas y estalactitas. Y la segunda es una laguna vecina llamada Agua Azul con aguas más claras y menos profundas.

La Laguna el Dudú está cerca del pequeño paraje de hermosas playas “La Entrada”. El pueblo más cercano es Cabrera a una distancia de aproximadamente ocho kilómetros. Si le gustaría pasar la noche en la zona, le recomendamos el encantador hotel La Catalina, este está ubicado a unos cinco kilómetros en las afueras de Cabrera. Una visita a la Laguna el Dudú puede ser perfectamente ajustada como una parada durante un viaje con vehículo alquilado desde Samaná (Las Terrenas o Las Galeras) hacia Cabarete o Puerto Plata. La Laguna está ubicada directamente en la carretera nacional no.5. Para los que viajan desde Samaná, la entrada y una señal de bienvenida está localizada a su mano izquierda, viniendo del oeste está a su derecha. El lugar cuenta con abundante parqueo. Si le gustaría nadar y saltar a la Laguna el Dudú, es mejor dejar todas sus pertenencias en el carro a excepción de los trajes de baño, algo de ropa, una toalla y las llaves del automóvil. La entrada al lugar tiene un valor de RD$ 150.00, aproximadamente tres dólares y medio americanos (US$3.50).

Si desea vivir esta fantástica experiencia y capturar las fotos mas maravillosas para impresionar a sus amigos, pregunte por tour personalizado hacia la Laguna Dudu – Su viaje al paraíso!

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This